jueves, 24 de abril de 2008

La comarca y sus 229 años: La historia sigue vigente

La inundación de la comarca.

Por Marcos Saldaña marcos_saldania@hotmail.com

Dos ciudades que han ido creciendo durante el paso de los años y que han pasado por situaciones muy críticas entorno al desarrollo de su economía, pero que guardan increíbles y cautivantes historias.
Desde su fundación Carmen de Patagones, en la provincia de Buenos Aires, y Viedma en la provincia de Río Negro han sido protagonistas de sucesivos cambios históricos.
La etapa pionera de ambas ciudades comenzó en el año 1779 cuando Don Francisco de Viedma y Narváez fundó el "Fuerte y Población Nuestra Señora del Carmen", el 22 de abril de ese año. En ese entonces Patagones estaba habitado por tribus patagónicas y surpampeanas. La aldea ya estaba conformada tras un pacto que hizo el Virrey de Vértiz y el Cacique Chanel y la agricultura y la ganadería, que proveían al consumo interno, eran los pilares de sustento de la población que vivía con extrema precariedad.
Pero la revolución de mayo de 1810 profundizó la difícil situación de Patagones; tras diluirse la significación geopolítica de la aldea, se erradicaron las medidas de protección de la producción local tras lo cual se inició una profunda crisis que puso a Patagones en al borde de su desaparición. Diez años más tardes los habitantes superaron esta grave situación encontrando una salida al convertirse en productores de sal. Esta nueva modalidad abrió paralelamente mercados regulares para su trigo, carne salada, cueros y los diferentes productos provenientes de la economía indígena.
Así la aldea comenzaba a crecer con lo cual el gobierno provincial, demostrando nuevamente interés en la aldea, procuró el reordenamiento institucional del establecimiento maragato designando un Comandante, un Juez de Paz y un representante para la legislatura de la Provincia. De esta manera Patagones se organizaba de a poco.
En 1827 Ambrosio Mitre fue designado como el primer comisionado de Patagones por el Directorio del Banco de las Provincias Unidas del Río de la Plata, que luego pasó a ser el Banco de la Provincia de Buenos Aires. Ese mismo año el pueblo maragato derrotó en armas a la expedición invasora del imperio del Brasil, quedando en la historia como uno de los hechos más importantes, lo que hoy se conmemora el 7 de marzo de cada año.
En 1879 se inició la incorporación efectiva de las pampas y la Patagonia a la soberanía nacional, por su parte la creación de la gobernación de la Patagonia en el año 1878 restó a Patagones su Banda Sur. Este sector del pueblo era denominado “Mercedes” desde fines de 1860, la que años posteriores se convirtió en la capital de la gobernación patagónica bajo el nombre de Viedma.
Este gran auge económico por el que pasaba Patagones y Viedma atrajo a muchos emprendedores de distintos puntos del país pero en su gran mayoría extranjeros, quienes contribuyeron en el enriquecimiento de la política local.
La ciudad comenzaba a crecer a pasos agigantados y más aún con la creación del tendido del ferrocarril y la apertura de la estación en 1890. Este servicio de transporte favoreció mucho el desarrollo, tanto a Patagones como a Viedma. Pero la pavorosa crecida del río Negro provocó una gran inundación en 1899 arrasando con la ciudad de Viedma, las explotaciones rurales valletanas y la calle Roca de Patagones.
La comarca Patagones – Viedma festeja sus 229 años desde su fundación a la fecha. El 22 de abril significa todo para ambas comunidades, que afrontado buenas y malas situaciones, pudieron mantenerse vigentes y activas. Con sólo hacer una recorrida por las calles de Patagones se puede apreciar y revivir aquellos largos años en los que la ciudad crecía y apostaba a su desarrollo.
Sin dudas las historias que ambas ciudades cobijan son muy exquisitas y se demandarían extensas y casi infinitas líneas para contarla.